28 jun. 2010

¡Ha sido encontrado!


Encontré las ganas de escribir
En una euforia bajo la cama
Al lado de mil y un recuerdos,
Como aquél nombrado escrito de las mil y una noches…
¿Para qué…?
Con una lágrima y sonrisa pintada de arco iris
Ha sido el inicio de una buena-venturanza venidera,
Y a vos que engalanas
Los momentos en tinieblas en el albúm empolvado,
Gracias por creer, por tratar y preservar
Una de las grandes virtudes de esta creación,
Las capacidades aisladas
Y estériles con cinta adhesiva
No para muchos ciegos
…pero…
Si para algunos sordos…
Venia para el que no entiende pero aún así lee…
Ante todo para los que ven y aún así no creen,
sólo queda la fé.

27 jun. 2010

Mandrágoras para un ataque de melancolía.


Empezando a escribir cosas sencillas,

Me caen a la mente recuerdos clausurados.

Tu lejos de mí y yo lejos de mi,

Marchándonos como los gatos por la noche,

En busca de aventura, buscando lastimarnos,

Y no puedes negar que atendí tu llamado

Cuando fuiste capturada por aquel vecino cascarrabias,

Que sin reparo alguno, sin pensar en mis sentimientos,

Arrojo agua caliente a la cara de este gato viejo y perezoso.

Recordaras como es debido que salimos bien librados

Tras los muros de bareque, estiércol de caballo,

Saltamos como grillos, rápidos como el rayo,

Allí se escondía nuestra guarida, lugar de planes,

Lugar de encuentros casuales,

Que si mal no estoy, no hubo nada de casualidad en aquellos encuentros

Ya que siempre estabas para ti y yo para ti.

Ahora tienes graves ataques de melancolía,

Pues olvidas a diario tomar tu medicamento,

Ese que como siempre,

Llevaba hasta tu cuarto acompañado de un vaso lleno de malos chistes

Jugo de mandrágora en leche caliente, para inducirte los sueños

Pues habías olvidado lo importante que es soñar,

Perdiste tu fe en mis leyendas,

Colgaste del perchero todos mis cuentos, y mis palabras,…

Mis palabras descansan en tu cabecera

Esperando a ser vestidas como pijama sin lavar

¿En donde dejaste los aretes de poemas que tejí para ti?

¿Y aquel collar de rayos de luna, que tan bien combinaba con tu tristeza?

Hey, gatita eso es todo lo que tengo

Construye con mis palabras lo que puedas

Pues a mí no me sirven para nada,

Y no olvides el jugo de mandrágora para tus ataques de melancolía.


24 jun. 2010

20 jun. 2010

Todo lo que necesitas.....


Uno de los tantos seres mágicos que habitaron la tierra
un alquimista poderoso, arriesgado, pequeño.
Sus compañeros, tres mas,
un cuarteto fabuloso de alquimistas y hechiceros que
tomaron sus calderas y en el fuego de una hoguera le plantearon a la tierra olvidada
la formula que los salvara.
Materia esencial que se conserva, que obedece importantes principios,
que no se crea ni se destruye, (me encanta esa frase).
con ella fue creada el mundo y por ella estamos en el,
aunque muchas personas la ignoren por completo,
pues en sus mentes habita la fama y el dinero.
Ellos me invitaron a ungirme los dedos de aquella sustancia,
pero no iba a ser gratis,
metí la mano en la caldera
y justo cuando la presión y temperatura llegaban a su estado de saturación
mis dedos y mis manos tocaron fondo profundo
sentí un calor enorme, una energía palpitante
era como tener un corazón vivo entre los dedos
saque rápidamente la mano y la puse en mi boca
el sabor era dulce con ciertos tintes de amargura
pero era deliciosa
los cuatros se miraron mutuamente perplejos
pues yo empezaba a levitar
me estaba volviendo menos denso que el aire
como si tuviera mariposas en el estomago
perdure así por el resto de mi vida
al final de todo esto comprendí una cosa
esta sustancia se reparte en el mundo por montones
y para acceder a ella, estos hechiceros nos han dado su clave
pues ellos me han dicho que...
lo único que necesitas es amor...
All you need is love....

A mi Abuelo (Rodolfo), en el día del padre.



Hombre sencillo y humilde
guerrero incansable de la vida
orgullo inmenso siento al pensar en ti
y cuando quiero expresar mi agradecimiento
se me ata un nudo ciego en la garganta
un padre mas que abuelo
veo en sus ojos claros
claros como sus pensamientos
puros como su enseñanza
el me ha enseñando valiosas lecciones
como aquella que dijera un día

"No hay universidad alguna
que compare lo que se aprende de la vida"

mi querido abuelo cuanta razón tienes
la viscosidad del tiempo se ha aferrado a tu cara
y que mas daría yo que a tu edad
eso me pasara
en tu cabello cano - oscuro
se pueden leer enormes libros sapienciales
y tan solo me restaría decirte
muchas gracias, Abuelo.

19 jun. 2010

Jan Svankmajer - Oscuridad-luz-oscuridad

A Juliana, La luz.



Que no sientan la paredes nuestro estridente respirar
que no se enteren los de arriba que tramamos un plan
esta preparada para este viaje a través del espíritu
veo que si ...
pues que no se hable mas, el camino es largo
y la vida es corta
tan corta que no alcanzaría a leer
lo que tengo preparado en mi mente
siéntate en el auto, lo se, es algo extraño
te diré la verdad es una partícula
un corpúsculo de luz que se filtra entra tus cortinas
el mismo corpúsculo de luz que hace brillar tu sonrisa
let's go, todo esta preparado
cabalgaremos en esta onda viajera
pronto te darás cuenta a que me refiero
pronto entenderás que somos silabas
somos letras conformando una palabra
fonéticamente errónea
idiomáticamente incorrecta
pero en fin somos palabras, tu y yo
conformando agudas, graves y esdrújulas
Merci pour tout

A Alejandra, Reflexiones que nos atan.

Ambiento mi cuarto con una singular melodía...."es mi espíritu que va... llévame"
gritos mudos en oídos sordos,
mas necios, que sordos
el destello impresionante del sol que golpea mi cara
aun así no quiero ver
no quiero abrir mis ojos,
expandir mis pulmones y respirar
hace tiempo que cabe este hoyo
y desde entonces en el me oculto, me refugio
ella no es ciencia, no es arte, ni filosofía
ella es como es, como debe ser,
pura y sencilla como una aro
como la esfera, la esfera que se agita y tiembla de soledad
frió y soledad, calor y compañía
rostros que después de llorar sonríen,
aquellas manos
que con ternura están dispuestas a cercar tus lagrimas
una y otra vez, las veces que sean necesaria
así es ella, incendiaria, inerme pero valiente,
como una flor en el desierto y yo tratare... de ser agua...

18 jun. 2010

A Saramago, En un mundo ciego, perduraran las mente brillante.

Inmolarme es mi deseo, dar la vida por una causa
despertar con el aliento, libertario en la mañana
de ti aprendí lo mas valioso, sino lo mas importante
comprendí que es de poderosos
tener ojos cuando todos caen
hoy nos dejas, con una enorme responsabilidad a cuestas
guiaremos pues a aquellos, que por miedo u otras cosas
viven hoy en las tinieblas.
la columna vertebral de toda arte y profesión
se construye mediante aquello que no tiene restricción
a la literatura me refiero y pensar en ti empiezo
cuando con aquella frase marcaste en parte
el porque de mis destino
"el miedo nos cegó, el miedo nos mantendrá ciegos"
decía aquella chica rubia de los lentes oscuros
hoy Saramago me despido de tu ser material
ondeante en el viento mi pañuelo y mi sombrero en la mano.

17 jun. 2010

Cierta Historia de Amor

Llevaba meses preparándome para la proyección astral, aprendí a controlar mi respiración, a acelerar mi pulso cardiaco, a comer saludable y hacer ejercicios, meditaba y ponía mi mente en blanco, podía pasar horas en frente de la llama de una vela sin importar el mundo a mi alrededor, me concentraba tanto y podía escuchar mi propio corazón, las personas me advertían del riesgo de hacer estas hazañas mas sin embargo las hice, tenía un solo propósito en mi mente y me fue concedido. Cuando el gran día se acerco tenía todo planeado, comí ligero para esa noche y procure aislarme de cualquier ruido, pronto puse en práctica todo lo aprendido y al cabo de una hora estaba flotando sobre mi cuerpo, me pude ver de pies a cabeza y con la debida protección.

Empecé a volar sobre la geografía de la ciudad, en este mundo no existen las distancias o por lo menos no se pueden percibir, vi cosas espeluznantes y también algunas muy agradables, pero ese no era mi objetivo y me puse en marcha.

Fui hasta su habitación y golpee su ventana, al principio parecía no responder, yo seguí intentando hasta que me di cuenta que mi cuerpo traspasaba los muros, ¿que he dicho?, no era mi cuerpo, era mi espíritu, era la más sencilla materia golpeando y entrando, me acerque a su lecho de descanso y aun despierta no advirtió mi presencia, se encontraba con un libro de García Lorca entre las piernas, sollozaba y gemía de tristeza como queriendo pasar inadvertida, tome asiento en un banquillo de mimbre que se hallaba en la esquinilla del cuarto, mis manos fueron directo a mi cabeza espectral y no puede evitar contagiarme de su tristeza, recordemos que era espíritu, era brizna.

Pasaron las horas y yo espere a que se durmiera, en ese momento tome su tersa mano, hermosa como muy pocas, me percate al instante que al tomarla también toma su espíritu, despertó, su espíritu, y en una exclamación imperceptible a la densa materia, me pregunto el porqué de mi visita, no entendía como lo había hecho, ni como llegue hasta allí, no paraba de preguntar de cuestionar lo evidente, es claro que ella nunca estuvo fuera de su cuerpo, cuando recobro la calma le explique todo y la invite a pasear por el mundo astral.

Salimos por el techo como un pareja de gorriones, su mano atada a la mía y una gran sonrisa se dibujaba en su rostro, eso me gusto, no quise preguntar el porqué de su llanto pues le recordaría la tristeza, cuando eres espíritu también eres vulnerable a cualquier sentimiento. La ciudad de noche es mágica, muchos otros espectros salen de noche y se ven revolotear por el cielo estrellado, la tome por la espalda y continuamos volando hacia el parque central, allí pudimos ver una pareja de enamorados que se besaban y en sus espectros se respiraba el amor, las personitas que salen por algo de diversión dispersaban en el ambiente festivo su felicidad, hay quienes desprendían el amargo olor de la soledad ese efecto efímero del alcohol, vimos la ciudad desde un punto de vista diferente como todos deberíamos verla siempre, con los ojos ciegos del espíritu, sintiendo y comprendiendo.

Nos atrajo la dulce música de uno de los bares y allí fuimos a dar, tonadas y sones, la música madre de las artes, calma para nuestros indelebles cuerpos. Recostados en el techo todo parecía un sueño, por lo menos para ella, mi evidente experiencia me permitiría recordar todo lo vivido, en cierto momento en que el tiempo llega y como si nada pasa desapercibido por nuestros sentidos, ella se volteo hacia mi rostro y sus manos tocaron mis labios, yo me quede perplejo e inquieto, ella se sonrió y me beso, así el tiempo mágicamente paso.

El mundo amenazaba con terminar nuestra calma agonía y desprender para siempre los lazos que me ataban a sus manos. Había empezado a olvidar que mis pies mordían la tierra y todo a nuestro alrededor no pasaba de ser luz.

Nos miramos una y mil veces, nos encogimos de los desnudos hombros, miramos el cielo que se deslizaba sobre nuestras cabezas, reímos como locos y cuando advertimos que el mundo existía, nos abrazamos como buscando protección en ese vasto universo oscuro y frio, nos vimos reflejados en las aguas cristalinas de un océano de oro, fundidos en una sola persona, unidos hasta la última vibración, sumidos en la tierra oscilante, en el agua temblorosa, en el aire palpitante, en la materia eterna y caímos como un águila de trueno.

Regresamos bruscamente a nuestros cuerpos y fue inevitable llorar mientras eso ocurría, éramos libres totalmente por única vez y eso me atormentaba demasiado, como hubiese deseado dejar de existir en ese instante para eternizar esos momentos y convertirlos en gloria, el mundo era un segundo plano y nuestros cuerpos solo serian alfileres clavados en la tierra, al final eso somos sencillos e imprescindibles alfileres.

Ella se despidió rozando mi mano derecha mientras se desprendía por el vacio que nuestro cordón de plata provocaba hacia el cuerpo. Sucedió lo más triste de aquella noche, amaneció.

Bueno y aquí me encuentro escribiendo la historia de aquella noche, como se podrá suponer ella no recordó sino episodios de lo vivido, mas sin embargo he podido regresar hasta su ventana y he visto que en sus sueños sonríe, sonríe como nunca.

Flores Muertas

Sentado, esperando tu regreso, pude ver flores muertas en mis noches

apretadas por mis manos y la lluvia resbalando por tu cuerpo en profundos derroches

siluetas confusas, espejos bidimensionales las lagrimas de un ángel expulsado del paraíso

la tierra es un buen lugar para estar

pero la tierra tiene hambre

la tierra tiene una queja triste y no habrá oído en la vastedad del vació que la entienda

se acerca la hora, las manecillas del reloj se derriten con el tiempo

el silencio empieza a retumbar en mi cabeza y tengo ganas de estallar

flores muertas otra vez

esta vez las llevas en tu manos

¡Tíralas! solo estorban nuestro abrazo

Puntos suspensivos (Historia de un amor imposible y homenaje a Van Gogh)


¿Quien dijo que esto iba a ser fácil?

Ayer me sentaba a la mesa de grandes personajes, tomábamos vino, comíamos pan, las personas reían y todo parecía estar bien. Alcé mi losa al fregadero, por alguna razón camine despacio como si tuviera que pensar cada paso que daba, fue triste pues jamás llegue a colocar los platos en su sitio, no me lo permitieron, así que me marche con la frente en alto sin reparar en su disgusto.

Hoy me arrepiento, me siento con opresión profunda en el pecho, no tengo una mesa en la cual posar mi copa, tampoco tengo una copa, no volveré a beber vino, ni a comer pan, ni a reír y a estar bien. Susurre su nombre por largo tiempo y comprendí que la culpa fue mía, no tengo nada que ofrecer, mis únicas pertenencias son inmateriales, no existen acá ni allá, no tengo seguridad de lo que quiero, paso a pensar que soy una causa perdida, un ave sin nido, una florecilla sin sístole ni diástole.

Mañana, lo tengo seguro, me sentiré muerto, me sentiré culpable, tendré ganas de cortarme y enviarte una oreja como Van Gogh, bailare bajo la lluvia y como siempre dibujare una mueca de ironía en mi rostro, mi persona no me preocupa, pero pienso en mis relativos, mi familia y amigos que tendrán que soportar conmigo esta cruz a cuestas, que pena por ellos, pero el tiempo me llevo a pensar que por ti sostendría la quimera de una vela en mis manos sin sentir dolor ni angustia, me equivoque, pues lo difícil de todo esto no son los puntos suspensivos que podremos dibujar a este episodio, el problema será que solamente tendré las fuerzas suficientes para dibujar un punto final.

No te preocupes por mi, sigue tu camino, lo que queda de mi será subastado, como carroña devorado, en cuanto a la pregunta del destino, créelo todo esto se pudo evitar, caminando fui lo que fui, jamás creas en tus sueños son tan traicioneros como poner la esperanza en manos del amor.


Angustiosa-mente Perdido

Y a lo lejos venias

distante como un rayo

sencilla como un aro

al compás de una sombra

tus ojos brillaron

titilaron las estrellas

en las charcas de lagrimas.



Caminabas despacio

y lentamente flotabas

frunciste el ceño al ver

que no te veía venir

y la lluvia empezó.



Dejas caer de tus manos

Importantes principios

Un lobo en las estepas

el diario escribir

las cartas jamás firmadas

las urgentes respuestas



tiempo he de destinar

para borrar estas letras

de tu mente ocupada

presurosa de olvido

inerme ante lo simple



Y a lo lejos venias

distante como un rayo

sencilla como un aro

al compás de mis sombras

tus ojos lloraron y yo

con ellos llene las charcas

otra vez de esperanza



solo un par de palabras

bastaron nuevamente

para entender tu llanto

para entregar mi alma

si cruzar palabras quiero

los versos no son adecuados

pues como un virus

me han contagiado

y me cuesta trabajo

dejar de pensar en ti.






“Yo quiero seguir jugando a lo perdido,




yo quiero ser a la zurda más que diestro,


yo quiero hacer un congreso del unido,


yo quiero rezar a fondo un hijonuestro.


Dirán que pasó de moda la locura,


dirán que la gente es mala y no merece,


más yo seguiré soñando travesuras


(acaso multiplicar panes y peces)”.

15 jun. 2010

Food Jan Svankmajer


El niño perdido en la arena observa el nacimiento del hombre nuevo.

La crisálida del hombre era de roca maciza, necesito la ayuda de los transeúntes para evitar morir antes de nacer, se reunieron y entre todos pisotearon el cascaron con un ritmo impresionante, no lograron nada.

El niño se sentó en la arena a contar los 360 grados que el segundero de su reloj paseaba sin preocupación, imagino en el cielo infinito letras de magníficos colores y de aspectos casi humanos las cuales daban la bienvenida al hombre nuevo.

Tantas cosas pasaron por su cabeza aquella primavera, imagino al hombre nuevo vestido de elegantes telas y sombreros terciopelo adornando su cabeza, tomo entre sus minúsculas manos arena de sus pies y la arrojo a los ojos de quienes pisoteaban el casco que servía de prisión.

Se acerco cauteloso y solo basto que la cálida mano del niño acariciara la crisálida para que tremendas vibraciones rompieran la jaula, el destello dejo ciegas las estrellas que danzaban de emoción y el sol se fragmento hasta quedar hecho polvo. La única sobreviviente a tal catástrofe fue la luna quien documento los hechos en piedras volcánicas jamás encontradas hasta ahora por el hombre.

Una mano emergió del cascaron verde opaco y a continuación el cuerpo desnudo de un hombre delgado, no poseía cabello y tampoco vellosidades, era liso como el hielo oscuro como la noche. Yo era un simple espectador hasta entonces, tuve que cerrar mis ojos para entender mejor lo que pasaba y tenía razón, era imposible comprender el nacimiento del nuevo hombre solo tenía que entender que jamás nació, siempre fue niño, siempre estuvo perdido, siempre sentado en la arena a la espera de lo que llamamos destino.

El hombre nuevo y el niño perdido andan de la mano por el cosmos, robando sueños, tomando esperanzas, comiendo desilusiones y siempre bautizados por las lágrimas del mundo que los vio nacer y posiblemente los acogerá en su lecho de muerte.

El hombre nuevo soy yo, un exhumador de paraísos perdidos irredentos e inertes, donde la vegetación, el agua, la selva son cosas del pasado, donde el amor no es más que un simple mito del cual no nos fiamos, por primera vez comprendo lo estúpido que se llega a ser cuando se pretende empezar de nuevo, nunca hubo una segunda oportunidad, nunca nacimos y jamás habremos de morir, tan solo actuaremos, leeremos, pero nunca podremos escribir nuestro propio libro en las páginas de la vida.

Bueno he mentido acerca del hombre nuevo, no soy quien dije ser, en realidad soy el niño triste que se sumerge en la arena movediza, ustedes se preguntaran que pretendo, soy niño o soy hombre, probablemente desconozca una repuesta a esta cuestión pues no quiero pensar que solo existan estas dos posibilidades de ser, mi real y sincera complacencia seria no llegar a ser nadie, no ser comparado con nada, quisiera ser un grito que se pierde en el eco de un cañón desierto, quiero ser un tiro al aire apuntando a las nubes o un beso de trompa en la mano arrojado al vacio.

6 imposibilidades (AEEPDLM)

Puedo pensar en seis imposibilidades antes de empezar el día.

Pensar por ejemplo que no te tengo y que el viento es una daga que te borra.

Pensar en las nubes emigrantes, taciturnas por el cielo desesperadas y amorfas

cayendo en estrepitosos estallidos sobre la tierra hueca dejando miles de hoyitos en arboles, piedras fuego.

Pensar en ti y en el lejano día de mi muerte atrapando tus lagrimas cristalinas y puras

cayendo sobre pecho, vientre y espalda evaporandosen, muriendo conmigo.

Puedo pensar que te odio y que anhelo el día del crepúsculo gris y el otoño negro.

Puedo llorar y cometer un desatino astiarte de mi amor y clamar de rodillas tu partida,

desfallecer en el césped de tu casa y gritar tu nombre hasta quedar sin aliento.

Puedo pensar por ultimo el viaje sin retorno a través del espíritu, renunciar a mi condición de humano

y querer ser árbol, piedra, sentirme inerme, amado.

La gente dice que estoy loco sin duda lo estoy pero créeme las mejores personas lo estamos.

No le temo a la vida pues he soñado con ella.

De todas las palabras que había escrito hasta entonces, sin duda alguna, las de aquella tarde se convirtieron en las más trascendentales en mi vida, quería hacer prosa, quería hacer verso, pero ningún género se ajustaba a lo que mi corazón quería expresar.

Pase toda la tarde sin descanso escribiendo sin rumbo, dando tumbos por el mundo, girando y girando en las dudas oscuras, buscaba la claridad en cualquier lado. La escarpada geografía había distanciado nuestros cuerpos materiales pero eso no fue impedimento para tomar las riendas de la mente y transportarme hasta el infinito mundo de sus sueños, se sorprenderán de lo que les diga pero…ahí parada frente a una ventana estaba ella, su cabello ondeaba en el viento como una bandera, su cuerpo frente a mí y el perfil de su rostro brillando como el alba, al fondo paisajes extraños, irreconocibles y coloridos, adornaban en perfecto contraste su ropa oscura, lúgubre y triste, esto no duro mucho pues el tiempo empezaba a difuminar sus ropas con los arboles y montañas que terminaron por adornar su cuerpo de diosa.

Tenía poco tiempo para eternizar ese momento y no sabía cómo hacerlo, opte por acercarme un poco hacia ella, tenía ganas de detallar su rostro y grabarlo para siempre en mi mente, pero vaya que el destino es cruel, pues a medida que me acercaba, su figura de mujer se desdibujaba dejando rastros de acuarelas derritiéndose en mi sueño con la humedad de su silueta. Cuando estaba próximo a la ventana pude observar como una lágrima en su hermoso rostro recorría su mejilla y misteriosamente caía al suelo de madera transformada en una rosa de un color jamás antes visto por la humanidad, un color, que si mal no recuerdo, había inventado para adornar sus cabellos cierta noche de luna llena.

A través de la ventana desfilaban claves rojos y juntos a ellos revoloteaban las estrellas como mariposas de colores , sentí un fuerte dolor en el pecho, y desde el interior mi pecho se abrió como la boca de un muerto, vi como mi corazón huía cobardemente hacia la escalera que daba al primer piso de un rancho viejo en los suburbios de una ciudad misteriosa, mi corazón pasaba los escalones brincando de uno en uno, cada escalón quedaba impregnado con sangre mientras yo me arrastraba inerme sobre la madera podrida del suelo, fue en ese momento cuando se cerró la ventana del cuarto bruscamente y el estruendo sonó como una advertencia, de nuevo era ella que regresaba desde el olvido, llevaba un vestido blanco, resplandeciente e imposible, se acerco lentamente hacia mi tragedia, saco de su bolsillo una semilla que no alcance a notar y la planto en mi pecho con tal destreza que desde el mismo instante comenzó a florecer en mi pecho un nuevo corazón.

Me levante gracias a su mano tendida, la miseria fue pasando ahí mismo sin percatarlo, sin decir adiós, tuve razones para abrazarla así como hubieron otras miles para besarla, pero antes de que empezara a pensarlo ella ya lo había hecho, mi boca en su boca, como una abeja untada de polen, como un par de mariposas entrelazadas, volando y creciendo.

Regrese de inmediato y la espesa niebla adornaba el robledal su altura no sobrepasaba mis tobillos.

13 jun. 2010

HOY ESTOY LEJOS

Hoy estoy lejos del árbol

Lejos del viento que acaricia tus mejillas

Lejos del libro que me diste pues al leerlo me alejo aun más de ti

Hoy estoy lejos de mi casa

Lejos de mi madre

Lejos de ti

Hoy me aleje de los sueños que persigo

Y sin rumbo deambulo cada vez más para alejarme

Lejos de mis palabras, untadas de mermelada, prisioneras a lo lejos

Hoy quiero estar lejos del mundo, este mundo que tuvo la osadía de señalarme con sus dedos

Hoy estoy lejos de la religión que me enseñaron

Lejos de los ídolos, dioses y deidades

Lejos de las personas que admiro

Me alejo de mis amigos

Los que me tienden la mano

Los que me lanzaron al abismo

Los que me abandonaron acá en la lejanía

Me alejare pues, de tus lindos ojos que inspiraron mis octosílabos

Me aleje presuroso del rayo que quema

Ese que antes alumbraba mi camino

Me aleje de lo que me duele y alejarme me dolía mucho más

Me aleje de mi sonrisa y al alejarme un signo de interrogación se dibujaba en mi rostro

Tome entre mis manos los versos escritos, los aleje de mi mente

Tome entre mis manos tus manos, las aleje para siempre

Soñé con aves a lo lejos, volando con prisa de alejarse

Esas aves eran mis demonios, insoportables bajo la cama

Hoy no quiero acércame

No quiero acercarme al sol

Al agua que me nutre

Al viento que respiro

Quiero dejar de acércame a la esperanza

Dejar de rebanar este pedazo de pastel

Verde

Doblado con una servilleta blanca teñida por tu nombre

Hoy volare y volare para alejarme

Me estrellare con las nubes que golpean fuertemente

Con la flecha arrojada

Con la palabra ya dicha

Con la oportunidad despreciada

Me alejare de mi niñez

De mis recuerdos y aguardare la luna a lo lejos

Aguardare la luna que me odia

La que me abrazo alguna vez

La que me amo

Esa lunita que esta adelgazando

Y aquí en la lejanía de lo absoluto

Pretenderé regresar

Tendré que abstenerme a hacerlo

Pues tanto me habré alejado que…

El árbol estará caído

El viento te habrá besado ya las mejillas

El libro lo habré leído ya

Mi casa estará en ruinas

Mi madre será la madre de alguien más

Y tu…

Querrás estar lejos de mí

Y el juego empezara de nuevo

Yo me acerco, tú te alejas

Llegara el día en que de nuevo me aleje y tú no te acerques

Como hoy, cuando quiero alejarme

Cuando quiero cavar un enorme hoyo en la tierra

Cuando tocar el sol me hace daño

Por eso me alejo

Por eso me siento en mi sombra

De la cual me alejo también

Por eso camino sin tocar la tierra

Sin besarla con mis pies

Mi lejanía y yo seremos de nuevo uno

Ese placido lugar pintado con tintes de nostalgia

Con amargos tintes de nostalgia

Anhelo con ansia el día en que, allá en la lejanía, te acerques a mí

Y me des de beber

Me enseñes a respirar

Me enseñes a ver

Si aquel día llegase estaremos tan cerca

Que alejarse seria una utópica idea, muerta en mis labios

Pero ya lo he dicho

Lo dicho, dicho esta

Y lo que quiero hoy

Si

Lo que quiero es

Estar lejos…

PORQUE SANGRAN NUESTRAS MANOS





¿pero, porque sangran nuestras manos?
caí en la tentación de mirar hacia atrás tenia la esperanza de volverme estatua de sal,

lo que ocurrió no tiene explicación.
Cuantas veces he tomado mi cabeza entre mis palmas,
cuantas veces he soportado el miserable recuerdo de la lluvia ácida
incertidumbre quizá o de pronto sea uno de esos sentimientos encontrados
algo que tenga que ver con la fe, con el amor o con el odio, ¿porque no?,
solo trato de plantear lo imposible, resolver lo resuelto y agrandar el problema
de eso se trata quizá el destino, ¿porque no te sueltan el grillete y la cadena?
¿es que acaso tan mal nos portamos?
todo es un vulgar calumnia
hay quienes adoran a el Che
como hay quienes prefieren a Jim Morrison

o a Lennon
otros se enredaron en las barbas de Marx

y el capital les atrofio el cerebro
existen personas que sueñan con la utopía a flor de piel
anarquía, sin duda
hay tantos caminos para escoger

y lo peor es que andamos a la deriva
el mundo agoniza lentamente
y yo como el post-modernista que no me considero
ni el poeta que soy
ni el genio que creen pensar que soy
me encuentro sentado cómodamente
y así permaneceré,

volviéndome loco, pues

no pretendo que el armagedon me tome por sorpresa.

VERBO CARNE

Gente hambrienta día a día.

Aire, fuego, agua y tierra en boca.

Movimiento inesperado, estático, inmóvil y rígido, desespero… hambre.

Vibraciones viscerales, insectos monstruosos increíbles gusanos.

Ojos líquidos, verdes algunos, lluvia inesperada como piedra en el agua,

risa estrepitosa iracunda gutural.

Intermitente movimiento apresurado amortiguado,

carne desgarrada, grotesco ritual, consumo inadvertido, conciencia apaciguada… orgasmo.

Manecillas del reloj sutilmente por el aire, estupefactas impresiones, fin.

La misma historia de nuevo, inexpresivo en el fondo del agua,

infinito ante sus hojos, si con h, no verbo, no sustantivo…

carne y nada más.

11 jun. 2010

9 cuentos extraídos de un relámpago y 1 declaración de amor. IX

Destino

Ensimismados los primeros hombres recogieron sus penurias y no quisieron que se les viera

con tan brutal carga,

eran estos deseos suficiente para decidir empecinarse en el escape cobarde,

no durarían mucho,

Sabían que solo dos personas, no más,

podrían optar por llevar esa carga conjuntamente,

fue una sabía decisión pues cuando fue el momento de tomar la disyuntiva

que marcaban las líneas de sus manos

de nuevo milagrosamente se unieron sus almas

y el silencio fue eco que perdura aun.

9 cuentos extraídos de un relámpago y 1 declaración de amor. VIII

Los primeros hombres aprendieron a llorar y descubrieron el amor.

De noche la gente salía a caminar de esquina en esquina,

vacilantes e inermes sin rumbo concreto,

tomados por el brazo hombres y mujeres observaron las coquetas estrellas

colgadas milagrosamente como nudos entrelazados formando sin fin de figuras

Viscerales algunas hermosas como los lunares de su efigie,

sus paseos cortos un como naufragio, dejaron suficientes razones para parpadear menos,

sus ojos se inundaban temerosamente de lágrimas,

los hombres presentían que la intimidad les era arrebataba

si, el viento les rompía la sonrisa fingida a cambio del llanto profundo,

Lacerante, solo las tersas manos de sus bellas acompañantes

cauterizaban las glándulas lacrimales.

9 cuentos extraídos de un relámpago y 1 declaración de amor. VII

Las noches del agua

Los pequeños seres encontraron la paz esperada en algunos lugares de constante trasegar,

un rio con ajenjo, silabas y palabras deleitaban las tardes de las personas de este cuento,

cierta tarde de enero, por cierto,

emergieron de las aguas bestias galopantes con pelajes como de piel de durazno,

Rozaba el dulce aroma del viento por el campo,

insistí en acercarme pero las hojas secas de arboles derritiéndose por la bruma,

revelaron mi presencia.

9 cuentos extraídos de un relámpago y 1 declaración de amor. VI

Cuando la tragedia golpea la calma


Quásares inmensos amenazaban la calma de las personas unidas,

las mujeres llamaron a los valientes a extender sus tenderetes y proteger sus ranchos amarillos.

Corrieron presurosos pues no había tiempo para derrochar,

Osadía grandiosa deberían realizar pues este quásar malicioso

causaba en la memoria de sus victima

Peligrosos brotes amnesia que se combinaban con fugaces apariciones

de los más oscuros recuerdos

esta fue razón suficiente para olvidar

desde ese momento y terminar por perdonar a los demás hombres.

Ahora el quásar tuvo que seguir raptando memorias en lugares diáfanos.

9 cuentos extraídos de un relámpago y 1 declaración de amor. Pt V

Los sueños suelen engañar


Las gentes humildes de los pueblos, soñaban con aves trastornadas por sus vuelos migratorios

quizá empecinadas, perezosas de la rutina y el continuo venir en busca de un horizonte

difuminado por las raspaduras en el lienzo del cielo gris.

Despertaban sulfurados por la impotencia de no poder seguir

obedeciendo los deseos de sus sueños,

las gentecillas no volvieron a soñar,

fue triste mientras se acostumbraron pero después, no hubo llanto que lamentar.

9 cuentos extraídos de un relámpago y 1 declaración de amor. Pt. IV

Breve cuento que narra cómo los primeros hombres conocieron a su dios.


Quisieron los primeros hombres conocer a su dios único

pues, ellos presentían en su alma,

ciertas inquietudes que ahogaban sus más perversos sueños,

así supieron por primera vez que dios es moral infinita.

Entonces da comienzo para los hombres la religión

y en ella tendieron ropa, hornearon panes azules,

tomaron con sus manos frágiles extensos libros sapienciales

y la codicia hizo brillar sus ojos estas personitas vendieron su dios a cambio de razón.

9 cuentos extraídos de un relámpago y 1 declaración de amor. Pt.III

De cómo se valían los primeros hombres para alimentar sus virtudes.


Tomaron de la naturaleza todo lo necesario, de 
Uno en uno empezaron la colecta de nubes,
Sales, oro, brisa y musgo, comieron sus cosechas, 
Oraron y cantaron en la noche, cuando 
Nadie más decía una palabra las 
Risas de amargura aparecían, en ocasiones todas eran 
Insoportables. los ojos lloraban y cada gota derramada
Sonaba al caer en la tierra como un  
Aspero fruto que serviría para la siguiente cosecha.

9 cuentos extraídos de un relámpago y 1 declaración de amor. Pt.II

Cierta noche de enero los primeros hombres alzaron sus ojos hacia el cielo.


Miraban las estrellas acostados en el césped verde 
Esperanza con motas amarillas como pinceladas. estrellas titilantes 
Gustaban a los ojos de hombres y mujeres 
Urbanos, sus ojos resplandecían ante los astros que 
Suspiraban como si tuviesen un pecho que sufriera 
Traumas respiratorios, la verdad es que fue la 
Angustia de vivir lejos de lo que amamos.

9 cuentos extraídos de un relámpago y 1 declaración de amor Pt.I



De cómo los primeros hombre enfrentaron sus miedos.



Todos los hombres un día decidieron empuñar sus 
Armas. Libros, diccionarios y lápices constituían la artillería 
Temeraria. colgaron de sus cuellos amuletos de colores 
Infinitos, debían protegerse pues la lucha no parecía 
Apaciguarse, el miedo se podía respirar y expedía 
Notas que incitaban a los hombres a decir 
Adiós.