11 jun. 2010

9 cuentos extraídos de un relámpago y 1 declaración de amor. Pt V

Los sueños suelen engañar


Las gentes humildes de los pueblos, soñaban con aves trastornadas por sus vuelos migratorios

quizá empecinadas, perezosas de la rutina y el continuo venir en busca de un horizonte

difuminado por las raspaduras en el lienzo del cielo gris.

Despertaban sulfurados por la impotencia de no poder seguir

obedeciendo los deseos de sus sueños,

las gentecillas no volvieron a soñar,

fue triste mientras se acostumbraron pero después, no hubo llanto que lamentar.