13 jun. 2010

PORQUE SANGRAN NUESTRAS MANOS





¿pero, porque sangran nuestras manos?
caí en la tentación de mirar hacia atrás tenia la esperanza de volverme estatua de sal,

lo que ocurrió no tiene explicación.
Cuantas veces he tomado mi cabeza entre mis palmas,
cuantas veces he soportado el miserable recuerdo de la lluvia ácida
incertidumbre quizá o de pronto sea uno de esos sentimientos encontrados
algo que tenga que ver con la fe, con el amor o con el odio, ¿porque no?,
solo trato de plantear lo imposible, resolver lo resuelto y agrandar el problema
de eso se trata quizá el destino, ¿porque no te sueltan el grillete y la cadena?
¿es que acaso tan mal nos portamos?
todo es un vulgar calumnia
hay quienes adoran a el Che
como hay quienes prefieren a Jim Morrison

o a Lennon
otros se enredaron en las barbas de Marx

y el capital les atrofio el cerebro
existen personas que sueñan con la utopía a flor de piel
anarquía, sin duda
hay tantos caminos para escoger

y lo peor es que andamos a la deriva
el mundo agoniza lentamente
y yo como el post-modernista que no me considero
ni el poeta que soy
ni el genio que creen pensar que soy
me encuentro sentado cómodamente
y así permaneceré,

volviéndome loco, pues

no pretendo que el armagedon me tome por sorpresa.