18 jun. 2010

A Saramago, En un mundo ciego, perduraran las mente brillante.

Inmolarme es mi deseo, dar la vida por una causa
despertar con el aliento, libertario en la mañana
de ti aprendí lo mas valioso, sino lo mas importante
comprendí que es de poderosos
tener ojos cuando todos caen
hoy nos dejas, con una enorme responsabilidad a cuestas
guiaremos pues a aquellos, que por miedo u otras cosas
viven hoy en las tinieblas.
la columna vertebral de toda arte y profesión
se construye mediante aquello que no tiene restricción
a la literatura me refiero y pensar en ti empiezo
cuando con aquella frase marcaste en parte
el porque de mis destino
"el miedo nos cegó, el miedo nos mantendrá ciegos"
decía aquella chica rubia de los lentes oscuros
hoy Saramago me despido de tu ser material
ondeante en el viento mi pañuelo y mi sombrero en la mano.