31 dic. 2010

Decoris, un cielo estrellado te es insuficiente.


Asi como contemplar el cielo en mi ventana
te comtemplo a ti compañera de lucha
pues las personas caen a nuestras vidas de la forma mas imprevista
como la mas temible coincidencia
como un rayo que quema para siempre lo que fue
así me haz dejado en el corazón tu quemadura
tu marca imborrable
pues amigas como tu jamas se olvidan.

Amiga, una nube cargada de lluvia rondaba mi alma
una enorme sombra cubría mi rostro
y todo se volvía sencillamente insoportable
pero ahí estas tu
esperando, observando pacientemente
en mis múltiples intentos de desmayo
ha sido tu brazo el que me ayuda a levantar
ha sido tu abrazo cálido el que me dio animo para seguir
pues en un mundo tan cruel como el que nos toca
se es necesario de amigos como tu para no flaquear jamas.

Gracias por ser.