2 jun. 2011

LIBERACION UNO POR PACELLI TORRES




Hace algunos años vivía en una enorme casa, en medio de una monotonía asfixiante. Mi casa no tenía ventanas y lo único que podía contemplar, era el gris color de sus paredes.

Un día llamó a mi puerta un mercader, quien afirmó tener ventanas para mis muros.


-A través de estas ventanas – me dijo – podrás ver paisajes maravillosos, o vagar por paises lejanos.

Me aseguró también, que era posible poner tantas ventanas en mis muros que el gris desaparecería.

Interesado pregunté por el precio, y estuve dispuesto a pagar cualquier cantidad. Pero el precio me pareció irrisorio.

Entonces quise ver de qué se trataba la oferta del mercader, y éste, después de buscar en su cofre, con bordes de bronce, me alcanzó un libro.


Un cordial saludo al profesor Pacelli acá desde el cielo azul pálido le deseamos muchos éxitos en este camino de luz, la literatura.