13 ene. 2012

Sunrise-Sonrisa


Fue así como abandonamos nuestras convicciones
Y empezamos a llamar al sol, como sol y no como Phoibos
Los templos en su honor jamás se volvieron a ver
Sin embargo el nunca guardo rencores
Tampoco sintió ira
El sol alumbra y abriga tanto a buenos como a malos
A judíos, católicos y musulmanes
A negros, blancos e indígenas
Él siempre está ahí cada mañana
Como un padre siempre está para sus hijos.